Ante la crisis institucional que atraviesa la República del Perú, el Gobierno de la República de Panamá se mantiene atento a los acontecimientos, siendo ante todo respetuoso de las decisiones soberanas de cada Estado.

Panamá confía en que el traspaso gubernamental que se avecina se realizará de manera pacífica y en el marco de las leyes y normas constitucionales del hermano país, en beneficio siempre del pueblo peruano. Asimismo, el Gobierno panameño reafirma su voluntad de continuar fortaleciendo los vínculos históricos que unen a Panamá y Perú, así como la nutrida agenda bilateral.