Plan Quinquenal de Turismo

tabla_resultados_esperados

La evolución de los indicadores turísticos  confirma el dinamismo del turismo panameño. Entre 2004 y 2013, las llegadas de turistas pasaron de 621,304 a 1,658,239, (un incremento del 166%) mientras los excursionistas pasaron de 382,903 a 543,615. En ese mismo periodo, las habitaciones aumentaron de 14,898 a 24,171, (un incremento del 62%).

Pero los ritmos de crecimiento de la demanda y de la oferta tienden a diverger como se aprecia en los gráficos. Desde 2010 se produce una ralentización del crecimiento de las llegadas mientras se acelera considerablemente el número de habitaciones, especialmente en la Ciudad Panamá donde se ha reducido la tasa de ocupación. Mientras tanto, el empleo turístico pasó de 104,800 a 133,033 representando un 8.7% de la población ocupada  creciendo al 27%, un ritmo menor que el de las habitaciones.

Este importante desarrollo turístico se ha apoyado, al tiempo que ha contribuido, al  fuerte crecimiento
económico de Panamá, superior al de Centroamérica.

grafica_1

grafica_2

grafica_3

Fuente: Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

Los ingresos al país por el gasto turístico, sumando los rubros de viajes y el transporte internacional, han pasado de 900,5 millones de Balboas en 2004 a 5,078 millones en 2013, lo que ha llevado al gasto turístico de los visitantes a representar el 11.9% del PIB del país. incrementando el peso relativo del PIB de Panamá respecto del área en 4.3 puntos, pasando de un 16.0% en 2005 a ser el 20.3% en 2013. Ello se produce, además, en un contexto de baja inflación. Atendiendo a esos factores, el Banco Interamericano de Desarrollo sitúa a Panamá “entre las economías de América Latina con mayor potencial de crecimiento durante el próximo quinquenio”.

La puesta en marcha del Plan Maestro de Turismo de Panamá (PMTS) 2007/2020 supuso un nuevo impulso al desarrollo del sector que se ha convertido en uno de los principales rubros de la economía nacional, aportando de manera directa el 3.9% del VAB panameño, pordelante de sectores tradicionales, como la agricultura.

En términos económicos y cuantitativos es indiscutible que el Turismo es un sector exitoso aunque se aprecian algunos aspectos que limitan su capacidad parcontribuir al desarrollo inclusivo, lo que aconsejaría revisar el PMTS 2007-2014, ahora que ha superado la mitad de su periodo de vigencia, para actualizarmodelo de desarrollo seguido, como de hecho supuesto la modificación en 2012 de los incentivpara Fomento de la Actividad Turística, muy marcada hasta entonces por el excesivo protagonismo de Ciudad de Panamá.

Entre los rasgos que definen la estructura y evolución del sector en la última década podemos apuntar:

Elevado crecimiento de la oferta impulsada por la IED con un ritmo acelerado en los últimos años.

Durante la última década el crecimiento de la oferta de habitaciones ha sido de un 62% pero el ritmo no ha sido constante sino que se ha acelerado en los cinco últimos años (mientras que desde 2004 a 2008 el incremento ha sido del 13%, entre 2008 y 2014 ha sido de un 43%). Por lo que respecta a la IED  turística y solo considerando los hoteles y restaurantes se han mantenido en torno al 3.85 de la IED total con cifras que crecen desde 764 millones en 2010 a 971 millones en 2012.

Fuente: Boletín de estadísticas turísticas Centroamérica 2012. SITCA.
2013: ATP.

tabla_2

A destacar que la oferta de hospedaje presenta menor cuota por habitaciones que por llegadas de turistas sobre el conjunto de la región centroamericana que en 2012 fue del 18.1%. No obstante, Panamá va ganando peso, ya que en el cuatrienio 2009 – 2012 la proporción de habitaciones creció en un 13.2% superior en 2.4 puntos al conjunto de la región.

Elevado crecimiento de la demanda aunque a menor ritmo que la oferta y con una desaceleración en los últimos años.

Aunque el crecimiento ha sido mayor que el de la región LAC, por lo que Panamá ha ganado cuota de mercado en Centroamérica pasando del 11.0% al 18.0%, el ritmo de crecimiento desciende entre 2008 y 2014 (un crecimiento del 39%), mientras que desde 2004 a 2008 el incremento fue del 57%.

La motivación de la demanda presenta diferencias respecto del resto de países de Centro América con
prevalencia de los visitantes por motivo de negocios y congresos y menor participación de los visitantes por ocio. Los visitantes por motivo de negocios y congresos representan el 38%, la proporción más alta de la región. Mientras las “visitas a amigos y familiares” son un 4%, la menor de Centroamérica e inferior en casi 14 puntos a la media de la región. Los visitantes por ocio representan el 54% del total, por debajo de otros destinos turísticos como es el caso de Costa Rica.

grafica_4

grafica_5

Las cifras solo consideran las llegadas por el aeropuerto de Tocumen puesto que es el único punto en el que se cuenta con estadísticas que discriminan por procedencia.

Evolución irregular del ratio de ocupación hotelera

tabla_3_1

Si bien este ratio creció en 13.1 puntos desde 2004 a 2008, ha descendido desde ese año hasta 2013 en 10.5 puntos. La disminución de la duración de la estadía media desde 9.9 días hasta 9.3 y el mayor ritmo de  incremento de la oferta que la demanda en los últimos cinco años son dos de los factores que han influido en esta situación

Aumento del empleo del sector acompañado por cambios en el modelo hotelero.

Aunque en la última década, el empleo directo ha crecido, lo ha hecho a un ritmo del 27% sorprendentemente menor que el de la oferta (62%). El ratio empleo hotelero / número de habitaciones ha pasado de 1.17 en 2004 a 0.74 en 2013. El indicador revela un cambio en el modelo de prestación de servicios hoteleros derivado de la magnitud y estrategias de las inversiones realizadas en el sector.

Un desarrollo excesivamente concentrado en el área central.

Las infraestructuras, la inversión extranjera y las habitaciones se concentran en la Ciudad de Panamá (64% de las habitaciones hoteleras). Coclé con las playas de Farallón, representa el 12.4 % de las habitaciones hoteleras. El resto del país, incluidos Chiriquí y Bocas del Toro, representan en conjunto solo el 16.6% del alojamiento hotelero.

Ya en términos cualitativos y como resultado del trabajo de campo (entrevistas mantenidas y observación de las propuestas de operadores receptivos y emisores) se puede resaltar:

  • Escasa variedad de la oferta turística. Al contrario de lo que ocurre en otros países turísticos, apenas se ofrecen circuitos que recorran el país, mientras la oferta se centra en las estancias en la Ciudad de Panamá y/o en las playas de Farallón.
  • Tendencia a resumir la visita a “Panamá País” con una estancia en “Panamá Ciudad”. La Ciudad y su entorno es un destino muy completo con atractivos como la visita al “Canal”, el “urbanstyle”, las “compras”, la variada gastronomía, los casinos y la vida nocturna en el marco de un espectacular skyline. La apertura del Museo de la Biodiversidad y la decidida apuesta por el turismo de Convenciones y Congresos viene a reforzar el atractivo de la estancia en la Ciudad. La fuerza de la propuesta de Panamá Ciudad, oculta de algún modo las opciones del resto del país.
  • Infrautilización de la cultura como base de propuestas turísticas. A pesar de que Panamá dispone de una cultura muy variada que incluye el encuentro con las costumbres y las localidades tradicionales de la península de Azuero o las numerosas etnias originarias. En la región centroamericana el caso de referencia sería Guatemala que ha hecho del encuentro con la cultura Maya su mayor argumento de atracción.
  • Infrautilización de la naturaleza como base de propuestas turísticas. Panamá posee un amplio conjunto de Áreas Naturales con una de las mayores biodiversidades del planeta y en excelente estado de conservación. Sin embargo apenas se ofrece la visita a estas áreas como hace Costa Rica donde constituye el principal argumento de visitación y además es una importante fuente de financiación del patrimonio natural.
  • Deficiencias en la atención al turista. Es un aspecto que se aprecia en general en toda la cadena de valor pero la situación es especialmente evidente en los accesos al país por tierra y por aire con formación de largas filas en los controles lo que resulta muy negativo para la imagen turística del país.
  • Insuficiente aprovechamiento del carácter de Hub del aeropuerto de Tocumen. El número de pasajeros en tránsito ha pasado de 887 mil a los casi cuatro millones de 2013 lo que representa un impresionante crecimiento del 346%. Este tránsito genera elevados ingresos al país y representa la oportunidad de captar turistas, mediante una promoción específica y en coordinación con COPA y otras compañías aéreas.
  • Aparente informalidad en el crecimiento del sector turístico. El acelerado desarrollo de nuevos establecimientos, promovidos en gran medida por inversión extranjera, y el bajo crecimiento del empleo llevan a pensar que se esté produciendo empleo no formalizado y una importación de talento limitando la involucración efectiva del empleado panameño en los puestos de responsabilidad de los establecimientos turísticos.

En definitiva, y sin cuestionar el éxito en el desempeño del turismo en los últimos años es necesario señalar que se han generado disparidades geográficas y socioeconómicas como pone de manifiesto el menor ritmo de crecimiento del empleo respecto de la oferta, desaprovechando oportunidades para el desarrollo sostenible e inclusivo de Panamá y la participación efectiva del panameño en el turismo.

Por otra parte, y sin dejar de reconocer el tremendo atractivo turístico de la Ciudad de Panamá y su entorno, es importante resaltar que el País tiene una gran oportunidad en el desarrollo de una propuesta diversa de turismo de naturaleza y cultural que, complementando la estancia en la Ciudad, atraiga a nuevos segmentos de mercado y facilite la creación de circuitos ampliando la estancia en el país y por ende en la ciudad.

Objetivos

El actual Gobierno de Panamá tiene la visión de “Poner las riquezas del país al servicio de todos los panameños con equidad y transparencia, respaldando al sector privado y a la inversión extranjera, para mejorar la calidad de vida de todos los panameños y que el Panamá que crece, crezca para todos”.

En esa visión, el Turismo, que es uno de los sectores económicos más dinámicos del país, tiene un papel
estratégico y, para asegurar que contribuye a los fines de Gobierno, parece conveniente revisar el vigente Plan Maestro de Turismo 2007/2020 para adecuarlo a la situación actual de mercado y definir con precisión las metas del turismo en el PEG 2015-2019.

Si bien algunos de los objetivos establecidos en el PMTS, como ocurre con las llegadas de turistas
internacionales, se han alcanzado, otros han quedado por debajo de lo previsto, como el empleo turístico que se preveía llegaría a 211,952 empleos en 2014 (en 2013 el empleo es de 133,033). También es evidente que se está lejos de alcanzar los objetivos de distribución de las visitas y pernoctaciones a destinos dentro del país.

tabla_4

Estrategia de Intervención

Para alcanzar esos objetivos y considerando que se ha de partir de la revisión y ajuste del Plan Maestro de Turismo Sostenible, se plantea inicialmente una serie de acciones y programas que se han agrupado en torno a tres ejes de acción:

  • Reorientación del Modelo y el posicionamiento turístico del país.
  • Diversificación de la oferta turística en destinos y productos.
  • Fomento de la integración de la población en el desarrollo turístico.

tabla_5

Reorientación del Modelo y refuerzo al posicionamiento turístico del país.

Como se ha expuesto, se trata de aprovechar los logros alcanzados por el sector turístico panameño bajo el marco del PMTS 2007 – 2020 corrigiendo las desviaciones sobre lo previsto para impulsarlo decididamente como una palanca del desarrollo competitivo, sostenible e inclusivo, de la mano de una ATP eficiente y adaptada a los cambios del mercado. Se plantean las siguientes acciones:

  • Actualización del PMTS con horizonte en 2025 impulsando un Sistema de Inteligencia de Mercado y la mejora de las estadísticas turísticas y de empleo contribuyendo a la adaptación del sector a las nuevas condiciones del mercado.
  • Fortalecimiento Institucional y territorial de la ATP para facilitar la gestión e implementación del Plan Maestro de Turismo Sostenible con un horizonte a 2025.
  • Diseño de un nuevo Plan de Mercadeo de la ATP acorde al ajuste del PMTS y adaptado a los nuevos hábitos del turista actual (creación de experiencias con argumentos emocionales y storytelling, uso de las redes sociales) y disponibilidad de personal especializado en el uso de las redes sociales y blogs. Aplicación de estos criterios a los soportes gráficos y virtuales de promoción turística.
  • Impulso a la capacitación en cultura turística al sector (atención al turista, cultura del detalle..)
  • Estudio para evaluar la oportunidad de creación de un Instituto de Promoción Turística de Panamá bajo la dirección de la ATP que cuente con un fondo autónomo y pueda intervenir con agilidad en el mercado acorde a las nuevas formas de relacionarse con los turistas como hacen ya otros destinos competidores.
  • Impulso a la marca turística del país que contribuya a consolidar la imagen de Panamá como centro regional pero transmita la diversidad de los recursos del país.
  • Promoción de la atracción de inversiones extranjeras de alto valor agregado, que promueva la capacitación del recurso humano, la transferencia de tecnología y mejores remuneraciones para los panameños.
  • Incremento y atracción de nuevos mercados emisores de UE y BRICs, especialmente de los mercados asiáticos con incorporación de la Cancillería y sedes diplomáticas para apoyar y
    abrir nuevos mercados.
  • Finalización y promoción del Centro de Convenciones Internacionales de Amador (CCIA) para posicionar a Panamá como Destino mundial de reuniones y apoyar la ocupación de los hoteles de la Ciudad de Panamá (y modernización del Centro de Convenciones de ATLAPA con el objetivo de complementar el CCIA.
  • Evaluación de las opciones para construir un Home Port de Cruceros en Amador
  • Facilitación de comportamientos ecorresponsables en el sector turismo
  • Valoración y rehabilitación del Patrimonio Cultural

Diversificación de la oferta de productos y destinos

Con el objetivo de impulsar el desarrollo de los destinos del resto del país y nuevos productos especializados y sostenibles que atraigan nuevos segmentos de mercado y contribuyan a complementar la experiencia de los actuales visitantes. En este eje de acción se plantean las siguientes acciones:

  • Coordinación entre la ATP y el MOP y las autoridades aeronáuticas para orientar y priorizar la mejorade infraestructuras y conectividad interna tanto aérea como viaria.
  • Impulso al desarrollo del litoral atlántico mediante el Plan especial para el Centro histórico de Colóny la construcción de la carretera Cuango a Santa Isabel al oriente de Portobelo.
  • Fortalecimiento Institucional y territorial de la ATP en coordinación con las Cámaras de Turismo y con apoyo de partenariado para impulsar el desarrollo de los Destinos panameños.
  • Coordinación con las autoridades públicas locales para su implicación corresponable en la reactivación de los CEFATIS como instrumento de apoyo al desarrollo turístico en los destinos y para el aprovechamiento de lugares turísticos emblemáticos como los “Cangilones de Gualaca” en Chiriquí o el Centro turístico de San Carlos.
  • Impulso al desarrollo del Turismo sostenible en las Áreas Naturales Protegidas en colaboración con la ANAM y considerando los convenios internacionales sobre Humedales RAMSAR, la Convención sobre Protección del Patrimonio Mundial, la Diversidad Biológica y la Convención Marco sobre Cambio Climático.
  • Desarrollo de circuitos turísticos que faciliten el desplazamiento por el país del turismo internacional y el panameño. En ese marco:
    • Desarrollo de una Red de Paradores de turismo en localizaciones estratégicas para atender (a modo de áreas de servicio) a los turistas que se desplacen por rutas de interior.
    • Impulso a localidades turísticas de interior con programas como “Villas de pescadores y artesanos” para facilitación del uso turístico de esas localidades.
    • Puesta en marcha de Rutas turísticas. Basadas en argumentos históricos y/o culturales (en este caso en coordinación con el Instituto Nacional de Cultura) estableciendo en cada caso el storytelling y los correspondientes elementos de participación (criterios y procedimientos de participación instrumentos o planes para capacitar o asistir a los posibles integrantes, soportes y plan de promoción, etc.
    • Entre las rutas propuestas se pueden incluir: observación de delfines y cetáceos; Ruta del Camino Real; Ruta de los Piratas; Ruta del Café; Ruta de las Iglesias; Rutas étnicas o en territorios indígenas; Observación de aves; Turismo rural y agroturismo en coordinación con el Mº de Desarrollo Agropecuario.

Participación de la población en el Turismo

Con el objetivo de facilitar a la Población panameña en general y a las Comunidades indígenas y sectores
desfavorecidos la compresión de la oportunidad que representa el turismo y acompañarles en el emprendimiento de iniciativas turísticas, en este eje de acción se plantean las siguientes acciones.

  • Desarrollo de campaña ciudadana sobre la importancia del turismo, la protección del ambiente y la cultura panameña; y las oportunidades que representa el turismo para la puesta en marcha de iniciativas.
  • Desarrollo de un observatorio del empleo turístico integrado en la ATP y en coordinación con las entidades competentes.
  • Formación en cultura turística y para el emprendimiento turístico en coordinación con las entidades competentes de forma que se generen iniciativas y empleo.
  • Estrategia de comunicación interna para valorización de la cultura y el folklore panameño: Rutas turísticas, paradores y clubes de producto (villas de pescadores, pueblos artesanos.
  • Plan de acompañamiento para el desarrollo de iniciativas turísticas en territorios indígenas.

Criterios de Intervención y Acciones y Proyectos Estratégicos:

Las actuaciones a priorizar en este ámbito, han de responder a los siguientes criterios

  • Fortalecimiento de las capacidades de planificación y gestión turística (Articulación Púbico-Privada)
  • Establecer condiciones para la participación del sector privado: celeridad y transparencia en tramitología; seguridad jurídica.
  • Impulsar inversiones turísticas (nacionales y extranjeras) en el interior del país.
  • Diversificar la Oferta Turística, impulsando el desarrollo de distintos Clusters (Caribe; Coclé; Chiriquí; Ecológico; Cultural; otros).
  • Propiciar el desarrollo de iniciativas turísticas de base local.
  • Mejora en la calidad de los servicios y los Recursos Humanos.

tabla_6

tabla_7