Los Cancilleres de Argentina, Brasil, Canada, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Mexico, Panamá, Paraguay y Peru reunidos en la Ciudad de Nueva York, el 20 de septiembre de 2017, en seguimiento de la Declaración adoptada en Lima:

  1. Reafirman el contenido y la vigencia de la Declaración de Lima y su compromiso de redoblar esfuerzos para alcanzar una salida pacifica y negociada a la crisis que enfrenta Venezuela.
  2. Lamentan que en Venezuela se mantenga la ruptura del orden democrático, ya que su gobierno quebranta las normas constitucionales, la voluntad del pueblo y los valores interamericanos, reprime el disenso politico, mantiene presos politicos y viola los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas.
  3. Condenan la represión y persecución política en Venezuela, incluida la decision de la Asamblea Nacional Constituyente de enjuiciar por “traición a la patria” a li­deres opositores.
  4. Reconocen la contribución y coinciden con la preocupación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresada en el informe “Violaciones y abusos de los derechos humanos en el contexto de las protestas en la Republica Bolivariana de Venezuela del 1 de abril al 31 de julio de 2017″.
  5. Reiteran su pleno respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional democráticamente electa, así como su compromiso de hacer efectivo el no reconocimiento de los actos emanados de la Asamblea Nacional Constituyente, y de continuar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela.
  6. Reiteran su voluntad de contribuir a crear, en coordinación con organismos internacionales y otros países, un canal de ayuda para atender la crisis humanitaria que aqueja al país.
  7. Reconocen la iniciativa de Republica Dominicana de reunir al gobierno y a la oposición venezolanos, así como la decisión de ambas partes de invitar a algunos países como acompañantes de este proceso. A este respecto, reiteran que para alcanzar resultados positivos, dichos acercamientos deben ser desarrollados con buena fe, reglas, objetivos y plazos claros, así­ como garantías de cumplimiento, para lo que resulta esencial el acompañamiento internacional de este esfuerzo.
  8. Reafirman su compromiso de mantener un seguimiento de la situación en Venezuela a nivel de Cancilleres hasta el pleno restablecimiento del orden democrático en ese país y, con ese fin, se reunirán el próximo mes de octubre en Canada.