El Gobierno de la República de Panamá expresa su enérgica condena por los actos terroristas perpetrados por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Colombia, que cobró la vida de 21 personas y dejó más de 60 heridos, incluyendo cuatro cadetes panameños que cursan estudios en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander. Asimismo, el gobierno panameño apoya el firme llamado del Presidente colombiano Ivan Duque a la liberación de los secuestrados y el cese inmediato de violencia por parte de esta organización guerrillera, como condición para retomar el diálogo entre las partes. Panamá reitera su solidaridad con el pueblo colombiano ante este trágico evento y respalda toda acción de su gobierno y autoridades judiciales conducentes a esclarecer los hechos, determinar los actores intelectuales de este acto criminal y sus fuentes de financiamiento, así como garantizar la paz en el hermano país colombiano. Como lo manifestase el Presidente Juan Carlos Varela a su homólogo, Panamá seguirá trabajando de la mano con Colombia y la región para redoblar esfuerzos en contra del crimen organizado y el narcotráfico, para contribuir con la seguridad de la región